Visión General

La Comunidad Católica Pro-Vida (CPLC por sus siglas en inglés), el Ministerio de Respeto de la Vida de la Diócesis de Dallas fue fundada en 1993. La principal misión de la Comunidad Católica Pro-Vida es terminar con el aborto y restaurar el respeto y la protección legal para cada vida humana.  La CPLC lleva a cabo esta misión  por medio de los diferentes ministerios que salvan vidas, sirviendo al público y brindando servicios de apoyo para madres y sus hijos, educación y apoyo sobre asuntos de pro-vida, salud de la mujer y ayuda después del aborto.  A la Comunidad Católica Pro-Vida se le ha llamado la organización diocesana pro-vida más grande y efectiva en el mundo y un modelo para la nación. 

NUESTRA MISIÓN

La misión de la Comunidad Católica Pro-Vida es educar, unir, y movilizar a Católicos y a todas las personas de buena voluntad en la Diócesis de Dallas para dar fin al aborto y restaurar el respeto y la protección legal para toda vida humana.

La Comunidad Católica Pro-Vida lleva a cabo esta misión a través de nueve ministerios que salvan-vidas. La mejor forma de describir nuestra misión es a través del testimonio de aquellas personas a las que CPLC ha ayudado.

La Iglesia Católica es Pro-Vida

"La vida humana es sagrada e inviolable en cada momento de su existencia, también en el inicial que precede al nacimiento. El hombre, desde el seno materno, pertenece a Dios que lo escruta y conoce todo, que lo forma y lo plasma con sus manos, que lo ve mientras es todavía un pequeño embrión informe y que en él entrevé el adulto de mañana, cuyos días están contados y cuya vocación está ya escrita en el « libro de la vida » (cf. Sal 139 138, 1. 13-16). Incluso cuando está todavía en el seno materno, —como testimonian numerosos textos bíblicos — el hombre es término personalísimo de la amorosa y paterna providencia divina."

Evangelium Vitae, 61b