13-logo-desktop.png

Comité Católico Pro-Vida

MINISTERIO DE RESPETO A LA VIDA DE LA DIÓCESIS DE DALLAS

Salvando Vidas, Sanando Corazones y Edificando Familias

Done Ahora y salve vidas
Regístrese para recibir Alertas-E

Sitio • Nosotros • Obispo Burns

Mensaje Del Obispo Burns

Bishop Edward Burns Diocese of Dallas

Estimados Hermanos y Hermanas en Cristo,

Como Católicos, tenemos la responsabilidad moral fundamental de defender la santidad de la vida humana. Aquí en la Diócesis de Dallas, somos bendecidos con la presencia de un Ministerio de Respeto a la Vida dedicado a esta misión – el Comité Católico Pro-Vida.

Durante más de dos décadas, el Comité Católico Pro-Vida ha servido a nuestra diócesis brindando servicios esenciales y de apoyo a madres embarazadas y a sus hijos, brindando sanación misericordiosa a mujeres y hombres que han perdido un hijo a causa del aborto y educando y movilizando a miles de jóvenes y adultos en defensa de la santidad de la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural.

Esta misión y ministerio representan ese “‘sí’ decidido y sin titubeos a la vida” que el Papa Francisco exhorta en respuesta a la “cultura del descarte” que nos rodea. En una cultura que clasifica con demasiada frecuencia a las personas como "descartados", nos corresponde a nosotros, como pueblo de Cristo, abrazar la dignidad de cada persona y ayudar a garantizar que la dignidad sea protegida y respetada. 

Durante mi primera Cena Pro-Vida del Obispo, experimenté de primera mano la comunidad increíblemente vibrante de nuestra diócesis, respondiendo "sí" a este llamado. Si usted ya se encuentra participando o apoyando los ministerios del Comité Católico Pro-Vida, le estoy muy agradecido por su compromiso y oraré para que continúe apoyando esta misión esencial. Si es la primera vez que escucha acerca de la labor del Comité Católico Pro-Vida, le invito a visitar www.providadedallas.org para obtener información adicional acerca de cómo puede ser una parte de lo que San Juan Pablo II describió como "la labor más importante en la tierra". 

Cristo vino para que tengamos vida y la tengamos en abundancia (Juan 10,10). Oremos, sirvamos y celebremos juntos este maravilloso don.

Sinceramente suyo en Cristo,

Excelentísimo Edward J. Burns 
Obispo de Dallas