13-logo-desktop.png

Comité Católico Pro-Vida

MINISTERIO DE RESPETO A LA VIDA DE LA DIÓCESIS DE DALLAS

Salvando Vidas, Sanando Corazones y Edificando Familias

Done Ahora y salve vidas
Regístrese para recibir Alertas-E

SitioAsuntos • Matrimonio y Familia  En-Vitro

Fecundación En-Vitro

En Vitro (latín: dentro del vidrio)

“La digna y humana dignidad de la procreación, consiste no en un “producto”, pero en su conexión con el acto conyugal, una expresión de amor hacia su pareja, su unión que no es solamente biológica pero también espiritual.”—El Papa Benedicto, Enfrentando infertilidad con cuidado y esperanza. 
 
¿Moral o Inmoral?
La Iglesia claramente e inequívocamente ha juzgado la fecundación en vitro (fertilización en-vitro) de ser inmoral. Desafortunadamente, la mayoría de los Católicos no están enterados de la enseñanza de la Iglesia, no saben que la fertilización en-vitro es inmoral, y algunos lo han utilizado intentando tener hijos. 

¿Pecado o no Pecado?

Si una pareja es ignorante sobre lo inmoral del procedimiento, no es subjetivamente culpable de pecado.

Los niños concebidos por este procedimiento son hijos de Dios y deben ser amados por sus padres. Como todos los niños, a pesar de las circunstancias de su concepción y el nacimiento, ellos deben ser amados, valorados y cuidados. 

¿Qué Puede Fallar? 
Haz clic en la imagen a debajo para mirar “Madre  uso IVF y fue implantada con los embriones equivocados”

 
 
¿Por qué la confusión de Moral vs. Inmoral? 

La inmoralidad de concebir a niños por fertilización en-vitro puede ser difícil de comprender y aceptar porque el hombre y la mujer implicados son generalmente casados y estan tratando de vencer un problema "médico" (la esterilidad) en su matrimonio. Mas el procedimiento es violento hacia la dignidad humana y al acto conyugal y debe ser evitado.

¿Cómo Funciona?
Fertilización en-vitro produce nueva vida en un plato de petri. Los niños engendrados por fertilización en-vitro son algunas veces conocidos como "bebés de recipiente". Varios huevos son aspirados del ovario de la mujer después de que ella haya tomado un medicamento contra la esterilidad que causa que varios huevos maduren al mismo tiempo. El semen es tomado del hombre, generalmente por masturbación. El huevo y la esperma finalmente son unidos en un plato de vidrio, donde sucede la concepción y la nueva vida se es permitida desarrollarse durante varios días. En el caso más sencillo, los embriones entonces son transferidos a la matriz de la madre con la esperanza que alguno sobreviva el término. 
 
Obviamente, la fertilización en-vitro elimina el acto conyugal como el medio de lograr un embarazo, en vez de ayudar a lograr el fin natural. La nueva vida no es engendrada por un acto de amor entre marido y mujer, si no por un procedimiento de laboratorio realizado por médicos o técnicos. El hombre y la mujer son solamente fuentes para las "materias primas" de huevo y esperma, que son manipulados luego por un técnico para causar que la esperma fertilice el huevo. No muy frecuente, huevos de "donante" o esperma son utilizados. Esto significa que el padre o la madre genéticos del niño podrían bien ser alguien fuera del matrimonio. Esto puede crear una situación confusa para el niño más adelante, cuando él o ella se de cuenta que ése padre o madre de crianza no es realmente el padre (madre) biológico(a). 
 
De hecho, la identidad del "donante," del huevo o esperma, puede que nunca sea conocida, privando a el niño de un conocimiento de su propio linaje. Esto puede significar una falta del conocimiento de problemas de salud o disposiciones hacia problemas de salud que podrían ser heredados. Podría llevar a hermanastros y hermanas a que se casen el uno con el otro, porque no sabrían si la esperma que los engendro vino del mismo "donante". 
 
Aunque el huevo y la esperma vengan del marido y la mujer, graves problemas morales pueden surgir. Invariablemente varios embriones son traídos a la existencia; sólo ésos que muestran la promesa más grande de crecer el termino completo son implantados en la matriz. Los otros son desechados simplemente o son utilizados para experimentos. Esto es una ofensa terrible contra la vida humana. Mientras un bebé pequeño puede nacer a causa de este procedimiento, otras vidas son apagadas generalmente en el proceso. 

Alto Riesgo
Fertilización en-vitro es también costoso y de alto riesgo, costando por lo menos $10,000 por cada intento. Más de 90% de los embriones creados fallecen en algún punto del proceso. En un deseo de reducir costos y aumentar las probabilidades de éxito, los médicos implantan a veces cinco o más embriones en la matriz de la madre. Esto puede tener como resultado más bebés de los que una pareja desea. En Canadá, una mujer dio a luz a cinco niños engendrados por fertilización en-vitro. Ella había deseado sólo uno, así que ella demandó a su médico por "la vida injusta," demandando que él pague por la manutención de los cuatro niños que ella no deseó.
 
Aborto "Selectivo" de Embriones

El Aborto "selectivo" del embrión para evitar los problemas de llevar y criar "demasiados" bebés después de que varios hayan sido implantados, los médicos entran a veces en algo llamado eufemísticamente "reducción fetal" o "reducción selectiva". Aquí ellos vigilan a los bebés en el útero para ver si alguno tiene defectos o se declara no ser tan sano como los demás. Entonces ellos eliminan ésos "menos deseables" bebés llenando una jeringa con cloruro de potasio, maniobrando la aguja hacia el bebé "seleccionado" en la matriz con ayuda de un ultrasonido, y entonces empujando la aguja en el corazón del bebé. El cloruro del potasio mata al bebé a los pocos minutos, y él o ella son expulsados como un "aborto". Si no se puede determinar que ése bebé es menos sano que los otros, algunos médicos eliminan simplemente el bebé o a bebés que son más fáciles de alcanzar. De nuevo aquí vemos como se devalúa la vida humana que puede surgir de este procedimiento.

¿Pero qué tal las personas que han tenido a un niño por fertilización en-vitro pero no utilizaron huevos de donante ni esperma, reúnieron la esperma por masturbación, ni mataron a bebés "extra" no deseados en el curso del embarazo? ¿Acaso este tipo de caso no hace la fertilización en-vitro moral?

Los niños concebidos por este procedimiento son niños de Dios y son amados por sus padres. Como todos los niños, a pesar de las circunstancias de su concepción y el nacimiento, ellos deben ser amados, valorados y deben ser cuidados. Pero eso no hace el procedimiento moral.

Más acerca  del amor y el matrimonio

Los seres humanos llevan la imagen y semejanza de Dios. Han de ser reverenciados como sagrados. No fueron creados para ser utilizados como un medio para un fin, ni siquiera para satisfacer los deseos más profundos de una pareja infértil. Marido y mujer "hacen el amor", no "hacen bebés". Ellos expresan su amor el uno por el otro, y un niño puede o no puede ser engendrado por ese acto de amor. El acto conyugal no es un proceso de fabricación, y los niños no son productos. Al igual que el Hijo de Dios mismo, somos la clase de seres que somos "engendrados, no hechos" y, por tanto, de la igualdad de condición y dignidad de nuestros padres.

CITAS:
La Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB)
El Dr. John Haas, Presidente del Centro Nacional de Bioética Católica y consultor a el Comité de Actividades Pro-Vida del USCCB