13-logo-desktop.png

Comité Católico Pro-Vida

MINISTERIO DE RESPETO A LA VIDA DE LA DIÓCESIS DE DALLAS

Salvando Vidas, Sanando Corazones y Edificando Familias

Donation Button
Sign Up Button

Site • Acción Civica • Voto

Porque deben de votar Católicos?

Ciudadanía responsable es una virtud, y la participación en la vida política es una obligación moral."- Formando la conciencia para ser ciudadanos fieles

Del Catecismo de la Iglesia Católica:

La sumisión a la autoridad y la corresponsabilidad en el bien común exigen moralmente el pago de los impuestos, el ejercicio del derecho al voto, la defensa del país:

Dad a cada cual lo que se le debe: a quien impuestos, impuestos; a quien tributo, tributo; a quien respeto, respeto; a quien honor, honor. 45

[Los cristianos] residen en su propia patria, pero como extranjeros domiciliados. Cumplen todos sus deberes de ciudadanos y soportan todas sus cargas como extranjeros [...] Obedecen a las leyes establecidas, y su manera de vivir está por encima de las leyes. [...] Tan noble es el puesto que Dios les ha asignado, que no les está permitido desertar. 46

El apóstol nos exhorta a ofrecer oraciones y acciones de gracias por los reyes y por todos los que ejercen la autoridad, “para que podamos vivir una vida tranquila y apacible con toda piedad y dignidad” 
47  [2240]

De Los Obispos Católicos Norteamericanos: 

En la Tradición católica, el ser ciudadano fiel es una virtud y la participación en la vida política es una obligación moral. Esta obligación tiene sus raíces en nuestro compromiso bautismal de seguir a Jesucristo y dar un testimonio cristiano mediante todo lo que hacemos. Como nos recuerda el Catecismo de la Iglesia Católica: “Es necesario que todos participen, cada uno según el lugar que ocupa y el papel que desempeña, en promover el bien común. Este deber es inherente a la dignidad de la persona humana… Los ciudadanos deben cuando sea posible tomar parte activa en la vida pública” (nos. 1913-1915) - Formando la Conciencia Para Ser
Ciudadanos Fieles 13

Animamos a todos los ciudadanos, especialmente a los católicos, a abrazar su ciudadanía no sólo como un deber y un privilegio, sino como una oportunidad significativa para participar en la construcción de la cultura de la vida. Cada voz importa en el foro público. Cada voto cuenta. Cada acto de ciudadanía responsable es un ejercicio de gran valor individual. Debemos ejercer ese poder de manera que defienda la vida humana, especialmente los de los hijos de Dios que están por nacer, minusválidos o indefensos. Obtenemos los funcionarios públicos que nos merecemos. Su virtud - o falta de ella - es un juicio no sólo en ellos, sino en nosotros. Debido a esto, instamos a nuestros conciudadanos a ver más allá de la política partidista, para analizar críticamente la retórica de campaña, y para elegir a sus dirigentes políticos según su principio, no su afiliación política o el interés propio 33

“La justicia, y sólo la justicia buscarás, para que vivas y poseas la tierra que el Señor tu Dios te da" --Deuteronomio 16:20